syria

Salud atravesada por sus determinantes sociales

En muchas situaciones los cambios siempre han representado hechos que afectan de distintas maneras gran parte de las poblaciones. Pero existen también ciertas herramientas que pueden hacer favorable las acciones para enfrentar las pérdidas durante dichos cambios Se suele pensar que la cultura también ejerce su influencia sobre las respuestas de las personas a sus situaciones de estrés. En el presente texto se abordarán temáticas relacionadas con los determinantes sociales de la salud, los cuales son los responsables proteger, brindar recursos y respaldar los derechos de cada ciudadano en cualquier comunidad del mundo cuando se encuentre en situación desventaja con relación a la mayoría de la población.

Lo primero que se retoma es la concepción de los determinantes sociales de la salud, que según (Czyzewski, 2011), son aquellas causas ambientales de mala salud que afectan a la población, evidenciados en la susceptibilidad de las personas para desarrollar enfermedades, como un producto de particulares ambientes físicos y socio-económicos. De esto se puede inferir que estos determinantes son esenciales para definir el bienestar, equilibrio y ajuste político a las necesidades de las poblaciones; ya que cada comisión al servicio de dicho sistema, debe garantizar la equidad y promoción de condiciones de vida saludables.

Es necesario tomar en cuenta que el manejo de la equidad en dichos sistemas tiene unas particularidades, las cuales deben estar contenidas en las políticas que regulan y promueven el bienestar de las comunidades. En un estudio desarrollado por los investigadores (Marmot & Wilkinson, 2005), ilustraron el impacto de los grupos étnicos al presentar inequidades en la salud, gracias a la manera como son interpretados los datos, basándose solo en las diferencias económicas y sociales de las poblaciones. La segregación y la exclusión en algunos territorios son menos comunes que en otros, debido al porcentaje de integración entre los nativos y las personas de otras regiones geográficas que emigran hacia dichos lugares.

Considerando que los determinantes de la salud y su aplicabilidad, deberían depender de las necesidades de las del sistema cultural. En el caso de algunas comunidades aborígenes, por ejemplo definen la buena salud, como el balance proveniente de la conexión de los sistemas cuerpo-mente-emociones-espíritu-sin separación entre sí y como dinámicas humanas asociadas con el bienestar. Pese a ello, aunque la cosmovisión de la salud y enfermedad, plantean de dicha manera en su sistema; este no tiene la misma validez que la percepción occidental, por ello aún no son tomados en cuenta sus conocimientos y manejo de la salud.

De acuerdo con un reporte de (Royal Commission on Aboriginal Peoples; Dussault, 1996), si el gobierno federal de Canadá, pretende comprender y llevar a cabo las reformas para mejorar el sistema de salud y curación de las comunidades aborígenes.

Además deberá tener en cuenta que en la mayoría de sus sistemas de curación depende de: su nivel de autonomía, su enfoque holístico en lo personal y social, la mejora a los servicios de atención basados en las prioridades culturales y dinámicas de significación de la “enfermedad”, llevando al sistema de salud aborigen a un estado equitativo.

En concordancia con lo anterior, actualmente los elementos que determinan la salud y enfermedad están derivados de las condiciones de vida, los lugares en los que se labora, si se habita en lugares remotos o urbanos, tipos de trabajos, educación o cantidad de ingresos económicos según (Moral, Gascón, & Abad, 2014). Los factores económicos asociados al estatus de los empleos, deben ser tenidos en cuenta para mejorar las condiciones de pobreza de las comunidades (Walker, McLean, Dison, & Peppin-Vaughan, 2009). Sin embargo se cae en estereotipos o prejuicios sociales al clasificar un enfermo o una persona «saludable» de acuerdo con aspectos materiales y no de identidad.

Los investigadores (Moral et al., 2014) plantearon además que algunos cambios fueron realizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), a la concepción de salud. Ellos significa que se ha tratado de incluir un derecho humano universal, refiriendo que el alcance del nivel de salud, debe presentarse sin diferencia de raza, ideología política, condiciones económicas, sociales o religiosa. Lo cual de todos modos muestra los derechos humanos en una posición teórica e idealista y no para lo que realmente son. La forma errónea de interpretar y validar las condiciones que determinan si una persona y su comunidad son «saludables», han sido forzadas a utilizar mecanismos de exclusión social para subyugar más a unos que otros históricamente en desventaja.

La omisión nombrada en el anterior párrafo, ocurre con los desastres naturales, ya que también hacen parte de la realidad de las comunidades, los traumas que causan sobre los individuos o comunidades que lo han vivenciado y la significación de los eventos para los mismos en ocasiones son irreversibles. De acuerdo con el autor (O. Labra), los impactos de los desastres naturales en la salud, tiene consecuencias biopsicosociales, que incluyen factores de vulnerabilidad en cuanto a la edad de las víctimas, desigualdades sociales, influencia de la cultura y actividades de socialización. No obstante, dos componentes tales como los ingresos económicos y el nivel de educación, son los aspectos más resaltado para medir el estado de salud después de un desastre natural; afectando la manera en que las personas vivencian la experiencia y por lo tanto su tratamiento debe variar.

Por otro lado los investigadores (Ó. Labra & Maltais, 2013), descubrieron que el proceso de asistencia en los servicios de salud a pacientes con VIH- SIDA y los profesionales que los atienden, se han dado cuenta de la necesidad de posponer algunos tratamientos basados en la utilización de equipos biomédicos por intervenir al paciente desde un proceso mucho más humano. En este último estudio se puede notar una nueva manera de asumir la concepción de enfermedad orientada hacia las necesidades de la población más que en la teoría de los determinantes sociales de la salud de los individuos.

 

BIBLIOGRAFIA

Czyzewski, K. (2011). Colonialism as a broader social determinant of health. The International Indigenous Policy Journal, 2(1), 5.

Labra, O. Relaciones entre los Equipos de VIH y las Personas con VIH/SIDA.

Labra, Ó., & Maltais, D. (2013). Consecuencias de los desastres naturales en la vida de las personas: síntesis de la literatura y orientaciones para la intervención psicosocial ‘. Revista de trabajo social(85), 53-67.

Marmot, M., & Wilkinson, R. (2005). Social determinants of health: OUP Oxford.

Moral, P. A. P., Gascón, M. L. G., & Abad, M. L. (2014). LA SALUD Y SUS DETERMINANTES SOCIALES Desigualdades y exclusión en la sociedad del siglo XXI. Revista internacional de sociología, 72(1), 45-70.

familia mapuche

Conceptos de enfermedad y sanación en la cosmovisión Mapuche e impacto de la cultura occidental

Problemáticas: La redistribución del pueblo Mapuche, oriundo del centro de Chile, ha generado perdida de los asentamientos, reduciendo sus territorios y calidad de vida. Por lo tanto se han desencadenado una serie de rupturas que afectan las relaciones familiares y del funcionamiento de las comunidades, trayendo como consecuencias problemas de salud. Sumado a ello los juicios morales lanzados por algunos profesionales de la salud empeoran la comprensión de las emociones e ideas Mapuches durante la atención en las organizaciones de área de la salud.
Objetivos: Descubrir cuál es la concepción de sanación y enfermedad Mapuches, el rol del machi en la sanación y el impacto que la cultura occidental ha generado en su sistema de salud tradicional.

Sujetos: comunidades indígenas Mapuches.
Aspectos interesantes: Kutran concepto para la enfermedad, enfermedades asociadas a problemas con el ambiente, relacionadas con otros seres humanos, sistema curativo, la machi, el machi, la terapia del Wekufu, agentes de salud mapuche e impacto occidental.

Conclusión: El impacto de occidente, ha alejado las tradiciones por el cambio en el estilo de vida, empeora negativamente la salud Mapuche, ya que no se cuentan con los recursos aptos para algunas intervenciones, ante enfermedades mágico-religiosas las personas de la comunidad acuden a los agentes mapuches de salud, y otros tipos a los médicos occidentales. Dichos saberes pueden ayudar a los profesionales del área de la salud occidental a comprender y mejorar su empatía con los pacientes.

Bibliografía: Díaz Mujica, A., Pérez Villalobos, M. V., Gonzalez Parra, C., & Simon, J. W. (2004). Conceptos de enfermedad y sanación en la cosmovisión mapuche e impacto de la cultura occidental. Ciencia y enfermería, 10(1), 9-16.

 

aborigen

Colonialismo como un amplio determinante de la salud

Problemáticas: los determinantes sociales de la salud, están afectando en la actualidad, el abordaje de la salud de la población aborigen. A causa de los ambientes construidos durante la colonización. Uno de las consecuencias ha sido un trauma intergeneracional de las comunidades indígenas, que sufren a falta de ajuste de su cosmovisión dentro de las políticas del gobierno y su toma de decisiones frente a las mismas. Es decir, las políticas se convierten en la causa de las mismas enfermedades.
Objetivos: revisar circunstancias y discursos pertinentes a la salud mental de los indígenas en Canadá.
Sujetos: comunidades indígenas de Canadá.

Aspectos interesantes: trauma intergeneracional, comisión social de los determinantes de la salud, colonialismo, determinantes de la salud, derechos de los indígenas, depresión aborigen, salud y enfermedad mental aborigen, continuidad cultural.

Conclusión: El colonialismo ha impactado a las comunidades indígenas, abarcando reacciones políticas, sociales, económicas que históricamente son el foco de inequidades. Las cuales afectan la salud mental de los mismos. Es decir el sistema y la estructura colonial hizo distal la concepción indígena.
Bibliografía: Czyzewski, K. (2011). Colonialism as a broader social determinant of health. The International Indigenous Policy Journal, 2(1), 5.

Armonía

Tips para tu salud mental y equilibrio

 

Generalmente cada día nos vemos enfrentados a una serie de situaciones estresantes, que de hecho debería ser algo normal para el cuerpo ya que así como tiene reposo biológicamente también necesita estar en situaciones energizantes que te hagan sentir vivo. Sin embargo para tí que aún no sabes como manejar algunas situaciones de dificultad, te doy unos tips que te ayudarán a alcanzar un buen nivel de satisfacción y bienestar.

 

Alimentación balanceada

  1. Alimentación balanceada. consumir alimentos adecuados, es decir con los nutrientes que tu cuerpo requiere para prevenir enfermedades,es una de los aspectos que contribuyen con una estilo de vida saludable. Pero también teniendo en cuenta los grupos alimentarios, las porciones adecuadas de acuerdo con tu talla y peso. En horarios fijos, incluyendo otros alimentos o aperitivos entre comidas principales. Comer en espacios tranquilos o que generen tu interés por alimentarte bien es una buena manera de manejar el estrés, cuando eres de poco apetito. Por lo que después de comer existe un momento en el que tu cuerpo entra en reposo para mejorar tu estado de ánimo o empeorarlo es posible consumir alimentos que propicien de acuerdo a tus actividades respuestas acordes para la situación; es decir, seleccionar lo que se debería consumir pasado determinado tiempo en ciertos horarios y analizando como responde tu cuerpo después de ingerir dicho grupo de alimentos.

 

descansar

2. Descansar. en situaciones al dejarse llevar por la rutina de trabajo ó por las actividades de la casa, no se presta la cantidad de tiempo que se debe descansar de acuerdo con la edad. Al hecho de realizar acciones de placer que puedan contribuir con la oxigenación del cerebro. es importante dormir porque es fuente regeneradora aunque siempre está en actividad. Existen unas hormonas que sólo se activan cuando se está en ciertos estados, como en el caso de la melatonina que es la encargada de regular el sueño y la vigilia.un dato curioso retomado de otras fuentes de información es que también participa en la reducción de la temperatura corporal. Otras maneras de descansar que pueden ayudarte a despejar tu mente y cuerpo podrían ser: realizar actividades de interés, que te motiven y distraigan.

 

hacer ejercicio

3. Hacer ejercicio. Tener al menos una hora de ejercicio físico a la semana puede ayudar a mejorar tu cuerpo, pero también, también baja el riego a sufrir de la tensión, disminuye la tendencia a tener un ataque al corazón, reduce nivel de colesterol y trata de beneficiar el funcionamiento cardiovascular.

 

 

manejo-del-estrès

4. Control del estrés. Con las actividades laborales, hogareñas, familiares y otras, a veces nos vemos enfrentados a muchos compromisos, y podemos llegar al punto de sentirnos al punto de un colapso, existen diversas estrategias tales como llorar, cantar, desahogarse con un profesional ó alguien de confianza, bailar, cocinar, caminar ir a pasear que pueden ayudarte a liberar tensiones. si estás en lugares específicos y no te puedes mover puedes solicitar permiso de ir al baño y respirar profundo durante 1 minuto, lo cual permitirá abrir la mente y oxigenar tu cerebro para que las ideas fluyan y tu cuerpo se relaje.

 

actitud positiva5. Actitud positiva. Cada minuto de tu vida es un tiempo más para darte la oportunidad de gozarla, este concepto incluye llorar, reír, amar, bailar, sufrir. No se puede pretender la vida como algo estático ó como algo sólo puede ser de dos tonalidades Blanco y Negro, porque esa es la actitud que puede enceguecer tu camino, el hecho de abrirte a conocer nuevas personas, a confiar en ellas y aprender de las experiencias es lo que determina que tan saludable o no serás en el futuro, así que comienza tu cambio para que el mundo cambie.